Pan de chistorra (World Bread Day)


No creo que haya nada tan versátil como el pan. Hay cientos, miles de recetas diferentes ya sean dulces o saladas. En casa nos encanta el pan. Tenemos la famosa panificadora del Lidl que mueve sus aspas casi a diario para hacer pan, sobre todo pan blanco.




Y hoy, día del Pan, no he querido faltar a la cita. Me parece una bonita iniciativa que se lleva haciendo ya siete años pero que no había participado nunca.



Me he decantado por un pan de sabor suave con chistorra desmenuzada en la masa para dar el contrapunto. A mí me recuerda en cierto modo al sabor de las migas. Es muy fácil de hacer por lo que no hace falta mucha experiencia y, además, queda muy vistoso.





Ingredientes
  • Dos chistorras: va al gusto personal 
  • 500g harina de fuerza 
  • 350g de leche: en su defecto agua 
  • 25 g levadura fresca levital 
  • Un par de cucharadas de aceite 
  • Sal al gusto (hasta 10 gramos)

Elaboración

En un bol, ponemos la harina de fuerza y hacemos un hueco en el centro. Por la periferia ponemos la sal. A continuación, agregamos la levadura disuelta en un poco de la leche, el resto de la leche y el aceite. Todo ha de estar a temperatura ambiente. Si queréis que suba más rápido, podéis calentar un poco la leche, pero NUNCA ha de superar los 30º. De lo contrario, moriría la levadura y no haría su trabajo.


Amasamos un poco para integrar algo los ingredientes. Ponemos la chistorra, enharinamos una superficie limpia para amasar y seguimos hasta obtener una masa elástica y homogénea. Hay que amasar un buen rato para que pierda parte de la pegajosidad. Si lo hacemos con una amasadora, la dejaremos trabajando hasta obtener una masa elástica y homogénea.


Dejamos levar, cubierta de un paño, hasta que duplique su tamaño. Tardará una hora aproximadamente dependiendo de si habéis calentado el agua y de la temperatura de la estancia.

Dividimos la masa en los trozos que queramos. Yo he preparado dos, uno trenzado y otro de molde. El trenzado lo he preparado aplastando la masa, de forma rectangular y dividiéndola en tres cabos que he trenzado. El pan de molde simplemente he puesto la masa, repartida por el fondo de un molde rectangular metálico.


Dejamos levar una segunda vez durante 15-20 minutos. Precalentamos el horno a 200º, con calor arriba y abajo, sin ventilador. Los horneamos unos 40 minutos, dependiendo del propio horno. Estará hecho cuando al pinchar el pan con un palo sale limpio.

Cuando esté hecho, lo dejamos enfriar sobre una rejilla.


¡Y listo! El resultado es un pan riquísimo, con sabor un toque de chistorra que casa perfectamente.

Pd: Estoy enlazando este post a la fiesta de enlaces de Personalización de blogs

Besos